PALMA SOLA NO ESTUVO SOLA / Por: Mario Millán Soto

El Plap, plap, plap de los helicópteros parecía incansable, a baja altura para tomar el agua marina casi rosaba las cabezas de los concurrentes. Los unos tratando de apagar los magníficos incendios que la voz popular decía que habían sido provocados alrededor de las minas.

Las 11 de la mañana, se anuncia el inicio del mitin, “La vida si, La mina no” el coro de la consigna, de pronto los oradores como en torrente dieron cuenta de los motivos, y cada vez se socializaba más “La vida si, la mina no…” Luego lista de comitivas presentes; Estado de Oaxaca tres comités de lucha, Puebla 5 comitivas, Veracruz Sur, Norte pero sobre todo el centro hacia resonar su voz.

Arriba del cerro el humo que dejaba caer hacia la costa en muestra de como están las cosas entre los galimatías políticos por asignación sin el menor respeto por la vida. El envenenamiento del agua. Alteración del ecosistema, y con el embuste de dar trabajo al pueblo se justifica su presencia, aunque nadie de las aldeas cercanas está laborando allí, por obvias razones.

La ronda de oradores a veces es opacada por el plap, plap, de los pájaros de lluvia que llevan agua contra los incendios en la serranía. Pero no cesa el reclamo histórico de los 500 años que celebran los Eurodescendientes, mientras que los Afrodescendientes y reminiscencia indígena grita sus consignas “La vida si, la mina no…” La consigna de Cuauhtemoc de defender lo propio, la exigencia de Zapata para ser águilas y no gusanos, la Maldiciín de malinchi de Palomares, los luchadores ecologistas contra los Talamontes, el Guachicol, y los vende patrias fueron acompasados por la lucha y la expulsión de los mineros extranjeros de nuestro México.

Luego la marcha lenta a la playa, para hacer oración al agua y ésta ayude a calmar la ira del fuego provocada por los Caines modernos.

Los 4 helicópteros mostrando su verdadero tamaño, llevando grandes cubos de agua y aspersores hicieron una pausa en su labor y la grey a la orilla del mar lanzó consignas, oyó oraciones poesías y bailes de Negros de Coyolillo y así en Palma sola, se oyó la voz del pueblo que es bueno y noble, el que firmó un documento para eliminar el ecosidio del que la Marina Mexicana trataba de eliminar solo un pequeño absceso del cáncer que dejó la conquista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.