PIENSO, LUEGO ESCRIBO. UNIVERSIDAD VERACRUZANA. DE REGRESO A LA RUTA /Por: Akiles Boy*

En el ranking 2019 de las diez mejores universidades de México, que presenta el periódico mexicano El Universal, los tres primeros lugares los ocupan, La Universidad Nacional Autónoma de México UNAM, la Universidad de Las Américas UDLA Puebla, y el Instituto Politécnico Nacional IPN. Mientras el QS World University Rankings, Edición 2019, tiene en su lista de las más sobresalientes de nuestro País, en el número 20 a la Universidad Veracruzana. Encabezando ese Top 20 está nuevamente, la Institución Educativa que es paradigma nacional, la UNAM, seguida del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey ITESM, y del Instituto Politécnico Nacional IPN.

La Clasificación Mundial de Universidades QS (En inglés QS World University Rankings), utiliza como indicadores de evaluación: La Reputación Académica, la Reputación del Empleador, la Proporción Facultad/Estudiante, Citas por Facultad, Proporción de Facultad Internacional, y Proporción de catedráticos y estudiantes internacionales. A partir de estos parámetros, en ese selecto grupo de universidades de prestigio global, aparecen en los primeros sitios, el Instituto Tecnológico de Massachusetts, la Universidad de Cambridge y la Universidad de Harvard, la segunda ubicada en Inglaterra y las otras dos en Estados Unidos, ambos países del mundo desarrollado.

De vuelta a nuestra tierra, en este año, la Universidad Veracruzana celebra el 75 aniversario de su fundación (1944-2019), “Lis de Veracruz. Arte. Ciencia, Luz”. Es reconocida como la principal Institución de Educación Superior de esta Entidad y la de mayor proyección en el Sureste Mexicano. Una amplia cobertura dispuesta en cinco Campus Universitarios, ubicados de manera estratégica en la geografía de catorce municipios. Con una administración a cargo de una Rectoría con sede en la ciudad de Xalapa, y cuatro Vicerrectorías, situadas en las regiones de Veracruz, Coatzacoalcos, Poza Rica y Orizaba. Desde su fundación, el 11 de septiembre de 1944, a la fecha, ha tenido 21 Rectores, contando a la actual Rectora Sara Ladrón de Guevara González, que asumió el mando de la UV en 2013.

Con un crecimiento continuo y sustancial hasta el final de los setentas y el inicio de la década de los ochenta (1981), cuando se materializó su expansión a otras regiones del Estado, con el objeto de atender la demanda de la provincia veracruzana, socializar la educación superior de

calidad y dispersar su beneficios. No es casual que la regionalización de la Universidad, tenga relación con los principales polos de desarrollo de Veracruz. De acuerdo con el portal de la UV, en este 2019 la oferta educativa consiste en 53 licenciaturas, 4 carreras técnicas y 70 programas de postgrado. En forma adicional o complementaria, la Universidad desarrolla y participa en actividades de investigación, extensión universitaria y difusión cultural.

Esa es una fotografía en reducción de nuestra Alma Mater, la Universidad Veracruzana, que mereciera, tan siquiera, estar mejor posicionada en el concierto nacional, pero en su evolución, tuvo un ascenso sostenido hasta la época citada, y posteriormente avanzó con lentitud hasta que se produjo una crisis y vino el retroceso. Las razones del estancamiento y decadencia pudieron ser no presupuestales, sino de administraciones que perdieron o desvirtuaron la misión y objetivos de la icónica universidad pública del Estado de Veracruz. De la percepción social surgieron las señales del declive y los síntomas de corrupción. El deterioro de la infraestructura física; la irrupción de grupos políticos distantes al compromiso social de la universidad; el cuestionado poder e influencia de las organizaciones sindicales de académicos y de empleados; los tropiezos del modelo educativo MEIF, factores ligados a la sensible baja en la calidad educativa, y a la consecuente afectación al prestigio de la institución y buena calificación de sus egresados. Un comentario extra, la masificación o el esfuerzo de atención a una mayor demanda, no sería un buen argumento para justificar los rezagos.

Para terminar, un eventual recorrido por la emblemática Zona Universitaria de Xalapa, trajo añoranzas y también la buena impresión al observar mejoras en las instalaciones universitarias y en ese bello entorno de la ciudad. Muestran el interés y la aplicación de la actual Rectoría, para recuperar la ruta ascendente de la Institución. Más allá de su problemática financiera, complicada por los últimos Gobiernos Estatales, está la atención a rubros sustantivos como la dignificación de las instalaciones, la mejora de los servicios administrativos, aumentar la calidad educativa, y el impulso a su proyección nacional e internacional para reposicionar a la UV en el ranking de las universidades de excelencia. Por cierto, agrego un promocional, en estos días y hasta el 14 de abril se estará desarrollando la Edición 2019 de la Feria Internacional del Libro Universitario FILU, teniendo como País invitado a Colombia. Una extraordinaria oportunidad de conocer lo último y mejor de editoriales mexicanas y extranjeras, además del contacto con los escritores y creadores. Hasta la próxima.

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores Independientes, A.C.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.