PIENSO, LUEGO ESCRIBO. A QUIÉN LE IMPORTA / Por: Por Akiles Boy *

“A quién le importa” es el nombre de una canción de la autoría de Carlos Berlanga y Nacho Canut (1986), interpretada en su versión original y más exitosa por el grupo español Alaska y Dinarama. Esta frase cae como anillo al dedo, en la percepción de muchos, respecto a la controversia o alboroto mediático provocado por las Cartas del Presidente Mexicano Andrés Manuel López Obrador, al Rey de España y al Vaticano, en donde según se difundió, solicita una disculpa a los pueblos originarios de México, por los atropellos cometidos durante la conquista. Ilustrados españoles y mexicanos, historiadores e intelectuales independientes, orgánicos y al mejor postor, los adoradores de la Madre Patria, conservadores, fanáticos, patanes y hasta ignorantes de la historia, salieron por todos los medios y las redes sociales a manifestarse, a dar su opinión, a ejercer su derecho a la crítica, y también a tomar partido.

Más allá del rigor histórico, nos gusta la historia, pero no somos historiadores, está el sentido común. Es cierto que la comunicación epistolar del Presidente tiene una intencionalidad y están calculados los riesgos y los daños; a su imagen presidencial, en el extranjero y en el interior del País; a las repercusiones en las relaciones diplomáticas con el Gobierno de España y con El Vaticano; y por el oportunismo de muchos de sus feroces críticos y detractores políticos adentro y fuera de México. Las respuestas oficiales llegaron rápido, fueron las esperadas y ya son conocidas, por lo que no abundaremos. Sin embargo, como dijo el propio López Obrador, sirvió para reavivar el interés por la historia nacional, particularmente ese sensible episodio de La Conquista. Definitivamente no fue “una ocurrencia”, “un distractor” como sus enemigos políticos afirmaron en declaraciones y mensajes.

Tampoco comparto la versión de los ultra conservadores y radicales españoles y mexicanos de la derecha, a los primeros les salió “el patriotismo” y a los segundos “la reverencia y reconocimiento” de las grandes aportaciones de la cultura española a las antiguas civilizaciones de nuestro territorio, y que la calificaron como una deplorable iniciativa populista y un triste acto de la ignorante izquierda mexicana.

Como se quiera ver, después del intenso debate histórico político, que no convenció a nadie, tampoco arregló ni desarreglo nada, menos ayudó a restañar heridas, me quedó con el sentido común y la lógica popular, a

estas alturas, con nuestros problemas y apuros cotidianos. La mayoría de los mexicanos andamos “correteando la chuleta”. “A quién le importa” que Felipe VI y el Papa Francisco, pidan perdón a los Pueblos Originarios de México, por lo hechos ocurridos hace 500 años durante la conquista del imperio de los Mexicas. Dijera el filósofo de Juárez, Juan Gabriel “Ya lo pasado, pasado”. Y a propósito de España, a nadie sirve otro pleito entre jodidos. Es mejor llevar la fiesta en paz y contribuir al desarrollo de ambas naciones. Los pueblos lo agradecerán. Hasta la próxima.

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores Independientes, A.C.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.