DÍA INTERNACIONAL DE LA EDUCACIÓN / Por Maricarmen Delfín D.

El 24 de enero es el Día Internacional de la Educación resuelto por la ONU el 3 de diciembre 2018, apoyado en los siguientes puntos (fragmento):

Reconociendo que la educación desempeña un papel fundamental en la creación de sociedades sostenibles y resilientes y contribuye al logro de todos los demás Objetivos de Desarrollo Sostenible; aumenta la productividad de las personas y el potencial de crecimiento económico, desarrolla las competencias necesarias para el trabajo decente y las aptitudes profesionales necesarias para el desarrollo sostenible, en particular en las esferas del agua y el saneamiento, la energía ecológica y la conservación de los recursos naturales, ayuda a erradicar la pobreza y el hambre, contribuye a mejorar la salud, promueve la igualdad entre los géneros y puede reducir la desigualdad, y promueve la paz, el estado de derecho y el respeto de los derechos humanos.

En todo el mundo las niñas, los niños y los adolescentes tienen derecho a una educación de calidad, éste es un aspecto fundamental para el desarrollo de cada país. En México poco se ha avanzado en este punto, sobre todo en las zonas rurales, todavía faltan aspectos importantes por cubrir; aún hay disparidad y exclusión social que se reflejan principalmente en la educación preescolar y primaria, esta brecha se incrementa en la educación secundaria y media superior donde los grupos con pobreza y vulnerables no tienen acceso a estos niveles y los que ingresan no logran concluir por falta de recursos; aunado a la falta de capacitación para los maestros y el descontrol por la disputa sindical.

Todo esto se agrava en las escuelas indígenas, comunitarias y para migrantes, las que parecen invisibles ante los ojos y la conciencia de los funcionarios encargados del rubro educativo.

A nivel nacional se estima que un 2% de la población rural entre 6 y 11 años no asiste a la escuela debido al trabajo agrícola o por impedimentos físicos.

Otro aspecto es el sobrecupo en los planteles públicos, la matricula permitida es insuficiente para la gran cantidad de alumnos que solicitan inscripción, este problema se presenta desde preescolar hasta la universidad, falta infraestructura como edificios con todo el equipamiento necesario para el correcto y eficiente funcionamiento (mobiliario, equipo de laboratorios y talleres, deportivo, didáctico). Un dato curioso es que nuestro gobierno ha gastado en los últimos cuatro años 47,500 millones de pesos para el mejoramiento de planteles escolares.

Los padres de familia buscan cubrir este vacío educativo inscribiendo a sus hijos en escuelas privadas, no todas las familias tienen los recursos económicos para sostenerlos en estas instituciones, por lo general las colegiaturas son pagos mensuales y altos resultando un sacrificio lograr que concluyan sus estudios.

De los países que forman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México tiene el peor desempeño en el aprendizaje de lectura, ciencia y matemáticas, estas deficiencias se pretende sean superadas con la Reforma Educativa del 2013. Sin embargo, cinco años después y millones de pesos destinados a la Educación, no se han logrado avances y nuestro país sigue en último lugar en la evaluación de la OCDE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.