SE CONTORSIONA INVISIBLE E IMPARABLE / Aérea Indira

Se desgasta poco a poco, se sabe buscado, se pretende fugitivo, se esconde tras la mirada, en posición agonizante nos ve pasar cargando algo llamado cuerpo, se injerta en las pupilas, busca recovecos en la piel para no morir, insiste en que no desista, dibuja algo parecido a los sueños, inventa una esperanza rota, es la marea que atiende los adentros, es la furia que dibuja un golpe en mi pared blanca, es la certeza de saber la verdad, es la pronunciación de lo innombrable, es la presencia de la finitud, y los besos que caen en la barranca de aquello llamado olvido, porque es más sencillo aceptar que la vida va de insistencias, es más sencillo creer que la vida va de sensaciones sin pasar por la reflexión, es sencillo mirar las estrellas o el sol que rompe la mirada, es más sencillo decir que creamos motivos a diario, que afrontar esta realidad que desgaja como granada en mano, porque somos sacos de emociones, el pretexto andante construido en cada vacío personal, porque somos pensamiento transformado en carne, porque la realidad es el reflejo que golpea las aceras grasosas, porque la realidad son los charcos oscuros y sucios de esta caótica ciudad, es el ruido citadino y la locura en las esquinas, es la rutina que devora las entrañas, es el mañana sin la certeza de estar, es la duda constante de su existencia, es la historia que revienta como fusil en pecho, es la locura de las cavernas que crecen como ramada salvaje, es la ruptura de mi esquema en óleos, es la verdad que convierte en taladro perforando la nariz, son los colores que desconfiguran la razón, son las moscas pegadas en mi techo, es la respuesta de que no hay mañana, porque somos historia, solo el preciado o el odiado momento, es la baba del caracol aferrando al árbol, a la nube, aferrando como las suelas de mis botas a esta tierra mojada; aun así insiste en salvar los últimos destellos, en inducir los pinceles para dejar legado, insiste en ser buscado y encontrado, aún con tres disparos en el cuerpo insiste, se sabe necesario, deseado, intangible y vulnerable, fuerte y estoico, se dice entre los labios de los amantes, de los desposeídos, se incrusta como uña en la piel para decirnos vivos, se grita en los orgasmos, se agita en la lengua tocando amapolas, se sabe veleta y coloso turbulento de la seguridad, se divierte con sus víctimas como sigiloso ser etéreo, se sabe en las caderas, en ósculos que derriten bajo la lluvia, se presume longevo, se renueva como vampiro a cada presa, se recuesta en los cuerpos por las mañanas, trepa por los pies en las noches, se ausenta de madrugada, habita en la duda, se contorsiona invisible e imparable, rompe con los parámetros de la velocidad, alcanza la máxima frecuencia en las orejas, se sabe en los cantos, en la palabra, es guillotina disfrazada en mirada, el imponente, bosque, mar y cielo fusionado en cuerpo, con la tranquilidad de la tortuga a punto de colisionar observo al inalcanzable amor…

A. Indira 
Antología 23 Las aguas inquietas
Colectivo Entrópico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.