PIENSO, LUEGO ESCRIBO POR LOS CAMINOS DEL SUR / Por Akiles Boy *


Por los caminos del Sur de Veracruz en este final dramático del 2018. Un año complejo y complicado. Elecciones y nuevo orden geopolítico, violencia y delincuencia, inseguridad, corrupción, descomposición social, economía nacional y doméstica en crisis, depresión o recesión como le quiera poner, pero la mayoría de los mexicanos tronados o tronándose los dedos por la falta de oportunidades en el mercado laboral y el bajo poder adquisitivo. Los retos de los nuevos Gobiernos Federal y Estatales son formidables. El Sur pasó de la bonanza de los sesentas y setentas del siglo anterior, al desastre ecológico y desesperante situación económica y social, prevalecientes desde hace más de una década, cuando quedó al descubierto el declive de la industria petrolera mexicana. El saqueo incontrolable de PEMEX por propios y extraños socavó la empresa y la llevó casi al exterminio. ¡Ahora viene el rescate¡ ¡Que ironía!

Pero el Sur de Veracruz, territorio multiétnico y pluricultural, se mantiene vivo y vigoroso, a pesar de las incumplidas promesas gubernamentales de pacificación y reforzamiento de la seguridad pública, y por otra parte, las fallidas estrategias de reactivación económica. El Estado de Derecho vulnerado impunemente por la acción de la delincuencia común y el crimen organizado, con la complicidad o la omisión sospechosa de las autoridades. El deterioro ambiental es tan visible como el aumento de la pobreza y el desempleo, factores detonantes de la tensión social y la inseguridad. De acuerdo con mediciones oficiales, de observatorios ciudadanos y hasta de semáforos delictivos, la zona sur de la Entidad es foco rojo por su alta incidencia de delitos, de forma señalada homicidios, secuestros y extorsiones.

Transcurridas las últimas dos décadas, tres gobiernos priistas y uno aliancista, PAN-PRD y el Sur va de mal en peor, igual que el resto del Estado. Pero en esta región los contrastes, la descomposición y el caos, provocan irritación y resultan indignantes solo de recordar la riqueza que generó en el pasado y continúa aportando a la economía nacional. Sin embargo, sorprende  que esa condición desaparece o se suprime esos días de fiesta y encuentros de familia, clásicos de fin de año. Como cualquier mexicano los sureños de Veracruz se entregan, sin importar la adversidad, al gozo y alegría decembrinas. El gasto, pues ahora para lo que alcance, el chiste es convivir y festejar, pasarla bien con la familia y con los amigos. Ya después se atenderán el déficit y los pasivos.

En ese solar jarocho la vida sigue y las ganas de divertirse también. En esta temporada suena con furor en las estaciones de radio locales, el éxito de Natalia Lafourcade y Los Ángeles Azules, “Nunca es Suficiente” de la autoría de la misma interprete y Daniela Azpiasu, pero ahora en un pegajoso ritmo de cumbia que se escucha y se baila también en los mercados, en los salones de fiestas y en los festejos familiares. No cabe la menor duda, el mexicano está hecho de una madera especial. Nunca es suficiente el desencanto o el sufrimiento para apagar nuestro espíritu alegre y festivo. ¡Al carajo la tristeza! “Al mal tiempo, buena cara” Hasta la próxima.       

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores Independientes, A.C.

Imagen: mimorelia.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.