Poema El beso / José Saramago

Hoy, no sé por que, el viento ha tenido un 

Hermoso gesto de renuncia, y loa árboles han

Aceptado su quietud.

Sin embargo (y es bueno que así sea) una guitarra

Organiza obstinadamente el espacio de la soledad.

Acabamos sabiendo que ñas flores se alimentan en

La febril humedad.

Ésa es la verdad de la saliva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.