Hojarasca de otoño / Autor Isidoro A. Gómez Montenegro.

 

Sobrevivientes a incendios,
ruinas, catástrofes cotidianas, caos.

El espejo devuelve las palabras,
fragmentos, recogemos del
último ser testigo de lo que somos
cual Sísifo amando la roca
arrastrada por la pendiente.

¡Sobrevivientes!…
emigremos
a la luz, al páramo de espejos.

Alejaos de sórdidos lugares de prostitutas,
de dipsómanos poetas, del enajenado sifilítico.

Anillos corona al ángel de escindidos ojos,
abaten sus alas murmullos,
nos guía a liberarnos de lenguas de fuego;
proceso lenitivo de vida y muerte.

Espejo de distancia y ventanas;
inteligencia sobre ignorancia.

Vacío no nombrado por labios
tamiza tiempo y arena,
viaje interior por la linfa
del seno a otro pezón.

Hombre de eternidad;
requieres tiempo y luz.

¡Sobrevivientes!…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s