TENGO UN SUEÑO / Por Alberto Calderón P.

 

 

Si ayudo a un asola persona
a tener esperanza,
no habré vivido en vano.
Dr. Martin Luther King

Tengo un sueño, es el nombre de uno de los más famosos discursos pronunciados por Matin Luther King, en agosto de 1963, ante más de 200 mil personas, frente al monumento a Abraham Lincoln en Washington, y hoy lo recordamos ya que el 14 de octubre de 1964 recibió el Premio Nobel de La Paz.
Luther King fue un defensor de los derechos fundamentales del hombre afroamericano en los Estados Unidos, a partir de la no violencia. King, nació a mediados de enero de 1929, combinó de forma muy efectiva su trabajo como ministro de una iglesia bautista y su activismo por los Derechos Civiles en los Estados Unidos, lo que le llevó a ser merecedor del Premio Nobel de la Paz en un día como hoy hace 54 años, una lucha tan importante por el derecho al voto, la no discriminación y un gran número de derechos civiles con los que no contaba la población y que gracias a su activismo pasaron a ser leyes en el Acta de los Derechos Civiles y el Acta de los derechos de votación.
Las condiciones han cambiado para los afroamericanos en el vecino país del norte, no así para los millones de latinos que migraron para tener una mejor condición de vida que en sus países de origen, palabras cuyo eco resuena aun como lo dijo en su discurso: Tengo un sueño “Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no sean juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad”. Vemos en la información que hoy el racismo gana adeptos y el idioma español que muchos compatriotas lo hablan el los Estados Unidos genera molestias, inconformidad y desprecio de un sector de los habitantes del vecino país, esa oleada de posiciones conservadoras, proteccionistas a partir de las elecciones en donde ganó Donald Trump, del ascenso de un gobierno neofascista en Italia, el resurgimiento del neonazismo en toda Europa y ahora el muy probable presidente de Brasil, un radical hombre de derecha que es capaz de mencionar a una diputada en público que “no merecía ser violada por el” o sus declaraciones en el sentido de que las dictaduras no mataran y solo torturaran cuando usurparon el poder. Esas son las consecuencias de la falta de un oportuno, objetivo y verdadero esquema de información a la sociedad y no la manipulación en las redes y las noticias, los riesgos de una sobreexplotación de informaciones falsas que se vuelven tendencia para generar empatías extrañas.
King, en su discurso el 11 de noviembre al recibir el Nobel, mencionó que aceptaba el premio en nombre de todo el movimiento, el cual había sido asediado pues apenas unos días antes en Alabama, los jóvenes que gritaban por la fraternidad fueron reprimidos con chorros de agua, ataques con perros e incluso algunos perdieron la vida por defender su derecho al voto y en contra de la discriminación y encontrarse en el escalón más bajo de la economía, como ahora muchos de nuestros hermanos latinos, finalizamos con lo que dijo en su discurso: “ La necesidad del hombre de vencer a la opresión y a la violencia sin recurrir a ella”.
Xalapa2000@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.