¿Qué prosigue? / Por Edgar Lánda Hernández

 

Cuando observo a flor de ojo, entre las ramificaciones que se deslindan de mí ser, cuando se vuelven en fronteras sin límites y acaban en senderos semi oscuros que impiden ver de manera diferente, exacta, cuando no se describe la realidad, donde se confunden con una fantasía.

Ahí me postro, parapetado a ras de un suelo que se carcome, entre mis muertos y antepasados, ante miradas atónitas de los que dejaron su ropaje terrenal y se asoman en formas diferentes, en siluetas difusas, desmembrados, entre energía libre y cuerpos acuartelados en el limbo, los que suspendidos prosiguen sin saber apenas qué representan. Me cuestiono tantas veces, que siempre caigo en el mismo lineamiento,

¿Qué prosigue? ¿A dónde me dirigiré cuando mi aliento se esfume?, cuando el ultimo hálito de mi ser fenezca y ya no exista nada, solo aún los vagos recuerdos que desperdigué en mi carrera evolutiva.

No soy como el resto de la gente, de los que se olvidan y apenas si pasan desapercibidos volviéndose invisibles en un mundo arrastrado por sufrimiento y dolor, por carcajadas y alegrías, en un cuadro que dista mucho de un Edén, cuando se vive con conciencia, con los sueños que despiertan cerca del todo; de lo fugaz y lo concreto, se extasía de ser, de vivir y del deber de poder servir.

Proseguiré llevando mis pasos y compartiendo mi esencia, mi todo, lo que representa un ilusorio Enamorado de la vida que materializó el destino.

Edgar Landa Hernández…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s