Esmeralda la sirena / Autor: Alberto Calderón P.

   La nostalgia se agolpa en tu interior al ver el calmo mar, posada en un risco, el sentimiento descarga tus lágrimas convertidas en perlas. Inicias una cantinela melancólica turbando a los hombres que mueven los grandes navíos, ya no está Orfeo para opacar tus hermosos cantos. Ahora otros instrumentos guían las rutas de los navegantes para llegar a buen puerto, pero tu presencia siempre será recordada desde las más remotas épocas por los asirios, griegos, normandos, y hasta chinos. Viviste en la imaginación de Christian Andersen. También tu historia fue contada  por Sherezade en uno de los cuentos de las mil y una noches. Fuiste Parténope. Al morir las olas te depositaron en esa playa, ahí enterrada con múltiples honores. En tu sepulcro se instaló un templo. Los visitantes se fueron quedando hasta convertirse en pueblo y finalmente se transformó en Nápoles, antes tuvo tu nombre honrándote. Mujer de senos admirables y redondos, con dulce voz y encantadora sonrisa, turbando a los hombres con esa enigmática mirada al confundirlos acerca de tu existencia entre el mar y la tierra.

Fotografía: Alberto Calderón P.

Ubicación: Puerto de Veracruz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.