María Teresa Medina Miranda (Independentista xalapeña) / Por Alberto Calderón P.

 

 

El movimiento que desencadenó la Independencia de nuestro país contiene gran cantidad de hechos relevantes, actos heroicos, traiciones, intereses y muchas anécdotas que hacen de nuestra historia un mosaico por demás interesante en donde participaron hombres y valientes mujeres que arriesgaron su vida, en aras de la libertad de nuestra patria.

 

Una de ellas es la xalapeña María Teresa Medina Miranda nacida el 16 de diciembre de 1773, hija de don Francisco Javier Medina de Sotomayor, originario de Cádiz, España y la señora María Martina Ramona Miranda Arraido oriunda del puerto de Veracruz; su madre fue una longeva mujer que trajo a este mundo a once hijos. La sexta de este abundante matrimonio fue María Teresa como consta en los documentos parroquiales de la época.

 

Es probable que gran parte de la niñez y juventud de María Teresa estuviera en apoyo a su madre con tan numerosa familia es por ello que cuando llega a Xalapa el militar Manuel Sota-Riva Llano-Valle, un criollo nacido en la Ciudad de México que se asienta en la entonces provincia que contaba con escasos trece ml habitantes, durante su estancia conoce a la bella xalapeña que para ese momento contaba con 34 años y el apuesto caballero 43, en un torbellino de amor deciden al poco tiempo contraer nupcias haciéndolo el 4 de noviembre de 1807. El virrey José Joaquín Vicente de Iturrigaray y Aróstegui lo deja al mando completo de las tropas apostadas en la ciudad.

 

La idea independentista se gestó entre otros motivos por la casi nula comunicación entre la metrópoli y la Nueva España, mientras la primera se encontraba invadida, México se abastecía de productos y mercancías provenientes de otras latitudes, se había desarrollado una economía activa debido al incremento de la industria y a  la relativa fluidez en los caminos, esto hacía factible la idea cada vez más enraizada de una posible independencia, los criollos veían una oportunidad de equilibrar su desventaja ante los españoles peninsulares que ostentaban privilegios que ellos no tenían.

 

Teresa Medina tuvo cuatro hijos varones: Manuel, Francisco, José María y Fernando, dedicándose a la crianza y educación de sus pequeños; el primero de sus vástagos nace el año que inicia la independencia de México, enterada de los acontecimientos su entusiasmo va de la alegría a la práctica apoyando la causa insurgente iniciando con las tertulias que realizaba en su domicilio, a las que se integró entre otros, un funcionario eclesiástico recién llegado de España, familiar de Teresa llamado Ramón Cardeña y Gallardo con una posición liberal, los historiadores mencionan una posible afinidad a la Logia sudamericana de Lautaro, en estas “reuniones insurgentes” participaban eclesiásticos, militares españoles, profesionistas que acompañados de sus esposas debatían sobre la necesidad de liberarse del colonialismo español.

Como era de esperarse no faltó quien comentara de las actividades secretas que se desarrollaban en su casa y su carácter pues tenían la finalidad de apoyar al movimiento de Independencia, una vez descubiertos fueron apresados varios, uno de ellos el canónigo Ramón Cardeña que fue juzgado por la Santa Inquisición, otros lograron huir. María Teresa apoyó a varios escondiéndolos en una bodega de su padre logrando escapar los acaudalados simpatizantes cambiando su indumentaria por la de humildes campesinos, así se trasladaron a la región de Naolinco en donde intentaron reagruparse pero nuevamente fueron descubiertos.

Para no ser puesta en prisión, su esposo gestionó su traslado a la ciudad de México con la intensión de alejarla del movimiento independentista, él renunció a su cargo acompañando a su amada, una vez consumado el movimiento de Independencia su cónyuge don Manuel de la Sota se hizo amigo cercano de Iturbide a quien acompañó en su entrada a la Ciudad de México como parte del Ejército Trigarante que comandaba el primer emperador mexicano . A María Teresa le ofrecieron el cargo de dama de honor de la emperatriz Ana María Huarte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.