Aullar

Ene Reflexiona

No bailo.

Y no. No sé, no me gusta, no quiero, no me apetece. Negación constante y continua abnegación en favor de quien me acompañe. Por eso de la vergüenza ajena. Por no someter a ese pudor tan exacerbado, provocando que el rubor alcance cotas inimaginables. Por no empachar con mis movimientos exageradamente patosos y mi ritmo de coche estropeado.

dancing-couple-3156089_960_720.jpg

No bailo.

Y no, no sé, no me gusta, no quiero, no me apetece. No bailo, es así de simple. Tengo la bilateralidad de un reloj, ninguna, siempre voy en la misma dirección. Además, soy de esos intelectuales que escuchan rock, o acústicos, o rock en acústico. Esas canciones que son de saltar con la mano en alto y cantarlas como un puto loco. Soy de esos que aman una guitarra y no voces robotizadas, compendio de detalles metálicos que quitan ese gusto a música, a arte.

No bailo.

Soy…

Ver la entrada original 26 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s