ALAN BEAN   Del espacio al pincel / Por Alberto Calderón P.

 

 

Pisó la luna y luego la pinto, así fue la vida de este interesante personaje que viajó 384 400 kilómetros para encontrarse de frente con nuestro satélite, siendo el cuarto hombre en pisarlo, todo un record para la humanidad, años más tarde se aventuró como comandante en la segunda misión del Transbordador Skylab en donde pasó 59 días alrededor de la tierra.

 

Hoy lo recordamos ya que el día 26 de mayo partió de este mundo de forma definitiva dejando muchas aportaciones a la ciencia del espacio y la experiencia visual plasmada en sus obras artísticas, que ofrecen una vivencia original y sorprendente por ser el primer hombre que dejó el recuerdo de sus viajes en la pintura.

 

Siempre con una actitud positiva mencionaba ser feliz, y con mucha suerte, tuvo la fortuna de haber sido el cuarto hombre en pisar la superficie lunar después de haber sido un piloto de la marina estadounidense, piloto del módulo lunar del apolo 12 y haber sufrido en ese viaje exploratorio como lo mencionan las bitácoras de vuelo.

 

El 14 de noviembre en un día lluvioso a 36 segundos del despegue, iniciado su ascenso al espacio la fricción de un cohete mojado con el aire provocó un rayo, desactivando el módulo de mando y algunos de sus sistemas, segundos después un segundo rayo impacta la nave dañando otros indicadores de vuelo, los astronautas viajaron elevándose a ciegas, así lo hicieron durante casi mil seiscientos kilómetros, con toda la tecnología del momento lograron reiniciar los ordenadores pero la información recibida de la nave era sin sentido hasta que un joven ingeniero del centro espacial después de mucha angustia les pidió accionar un botón que casi nadie sabía para que servía, la información los astronautas no la entendían, después de mucho insistir finalmente se pudo presionar el botón y estabilizar la misión.

 

Su segunda experiencia fue en el Skylab en donde pasó 59 días a bordo dando vueltas alrededor de la tierra, fue la primera misión en su tipo que fue tripulada, lanzada el 25 de mayo de 1973, imponiendo un nuevo record de permanencia en el espacio.

 

En 1981 Alan Bean se retira de la NASA para dedicarse por completo a la pintura, en grandes lienzos plasmó sus experiencias reflejando escenas de su misión en la luna, en una entrevista comentó que sus obras eran un poco pintura y  escultura  texturizada ya que utilizaba para sus creaciones polvo lunar del océano de las tormentas y algunos trozos de lo utilizado en sus aventuras espaciales y las estampaba con sus botas dando relieve a sus obras. En el año 2009 se presentó por primera vez su exposición en el aniversario 40 del primer aterrizaje en la luna del Apolo 11 en Washington, D.C.

 

Nació en Wheeler, Michigan en 1932, becado en la secundaria, siendo un estudiante destacado la permitió posteriormente ingresar a la Universidad de Texas en donde estudió Ingeniería Aeronáutica, pensando que lo haría mejor piloto como fue su pasión desde los 10 años de edad, en su estadía en la universidad practicó la lucha libre.

 

Decía: “ Si una persona hace su mejor esfuerzo todos los días, planificando y trabajando para lograr sus sueños, en un tempo sorprendentemente corto se darán cuenta de que realmente se han movido en esa dirección. Verán que se están convirtiendo más en la persona que necesitan para cumplir sus sueños”.

 

Xalapa2000@hotmail.com

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s