El significado de ser maestro / Por: Isidoro A, Gómez Montenegro.

En éste liminar Siglo XXI existen verdaderos maestros con vocación, ética, estudian para ejercer el magisterio como un verdadero apostolado. Yo no tuve la oportunidad de conocerlo, pero, cuenta mi yerno Carlos Bielma que cuando cursaba la carrera de medicina allá en La Universidad de Oaxaca, el Dr. Carlos Ortiz Escorzia, impartía la materia de probabilidad y estadística, muy temprano llegaba a La Facultad, apoyado en un bastón a sus mas de 90 años con un portafolio lleno de cartapacios, subía la rampa, como si fuera un ostial, iniciaba su trabajo, con el entusiasmo del primer día de concluida su carrera.
Trasmitía sus conocimientos, entraba al salón, ponía su maleta en el escritorio no sin antes dar los buenos días y sacaba su altavoz y micrófono, para que su cátedra fuera escuchada, su voz se había vuelto inaudible por la edad, quienes llegaban a tener alguna duda se acercaban a él para elucidar preguntas y él amablemente respondía con lucidez y buena memoria a pesar de sus años.
Su aspecto, mas bien su cara, estaba escamosa con células muertas de color verdoso, se le desprendían, resecas en los contornos de parpados y nariz.
Bien vestido, con ropa limpia exponía la clase, al término de ésta volvía a la rampa de la Facultad con lento caminar y se perdía entre la multitud de jóvenes, era probable que algún familiar lo recogiese a la entrada del ostial.
Una primavera como ésta, atravesada de rayos solares, un día de asueto o de vacaciones, con la calidez de aquellos días y las tardes sangrantes, convertidas en crepúsculos al correr del tiempo. Los alumnos del semestre supieron de la muerte de éste héroe anónimo, por su amor acendrado a trasmitir la sabiduría y por compartir sus conocimientos sin la mayor sierva ambición sólo la de formar buenas y nuevas generaciones de médicos. Sea esta entrega un lejano póstumo homenaje al Dr. Carlos Ortiz E. A sus familiares, haré llegar éste modesto artículo, hombres como él se necesitan para difundir el conocimiento, se amplié el pensamiento, no haya fronteras y no se trastoquen los mas altos valores; por grupos de privilegiados que hoy por cualquier motivo corren los días en el calendario escolar, hacen puentes, los maestros no van a clases porque van a cobrar etc.
Lo que vendrá después será la historia de cómo se instituyó el día del maestro en nuestro país.
El Congreso de la Unión presentó una iniciativa un 27 de septiembre de 1917 ostentada por el Dr. Enrique Biseca Lobatón y el Coronel Benito Ramírez para rendir homenaje al magisterio nacional, al mes siguiente el Senado de la Republica aprobó la iniciativa, el día 23 fue decretada por el Presidente Venustiano Carranza y publicada en el diario oficial el 5 de diciembre del mismo año para que surtiera efectos a partir del siguiente año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s