RUMBO A MI HOGAR / Aérea Indra

 

Alguna vez las caricias fueron ópera, alguna vez tu voz reptó sobre mi nombre en esta ciudad que ahora es soundtrack de nosotros, evocación incrustada en piel zarandeando pensamiento, alguna vez tu mirada fundió a la mía mientras los labios traveseaban a ser burbujas, a flotar como globos, a ser camaleones o columpio de nuestras risas, en medio del caos con vida propia, mientras los esqueletos bailaban en forma de ave buscando vida, como membrana mi cueva guiaba camino, y mira que los días parecen años, pues el recuerdo asalta en aquella banqueta del barrio sucio que me vio crecer, yo de puntitas para alcanzar tú boca, alguna vez fui tu viaje, tu eterno descanso, fui 14 caricias en una cama que no nos pertenecía, vi tu mirada atrapando en redes la mía, noches y madrugadas de frío con zapatillas descubiertas para caminar por tu descenso, éramos un buque, un jet de pasiones, Galo sonaba: esas pequeñas cosas que nos marcan… Mientras me perdía dibujando ósculos en tu mano, que fui la maga, la hechicera, tu arañazo en las caderas, la gatita ronroneando mientras tú adorado falo erecto pintaba el camino a ese tu hogar: mi cueva, que fui tu viaje en carretera, tu batalla de enojos, que alguna vez reclinaste tu cabeza en mis piernas para que te cantará una sonata de caricias, de arrumacos, y tu sitio siempre tu sitio, tu guarida decías, aquella que como panteras en brama no dejábamos lugar sin demoler, si fui la que tarareo tu libertad, de viento y sauces, de pluma y tinta, en noches y mañanas ¡Tú! mi primer pensamiento, alguna vez nos hundimos en tardes de enojos y pasionales reconciliaciones, pues confieso que al mirarme en tus pupilas olvidaba la última visitante que te había arrebatado de mi cuerpo, Galo otra vez: y ya no quiero seguir pensando años luz en ti… insisto en viajar perdida en el pasado, persistencia de ser un posible olvidó y aunque que he tratado dejarte de lado en cualquier cuerpo, no lo consigo, siempre vuelvo a ti, nunca me voy, aún atada a la lejanía decido quedarme en ti, porque alguna vez fui… Galo una vez más: …Espero que estés bendito entre las mujeres…

A. Indira
El Cantar de Guijarro
Antología Número 21
Colectivo Entrópico
2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s