Margo Glantz 88 aniversario / Alberto Calderón P.

 

 

Su padre Jacobo Glantz sale con destino a los Estados Unidos para encontrarse con su familia, viaja en esas enormes máquinas de vapor sobre rieles que lo llevan en un recorrido por varios puntos, es en Odesa donde conoce a Elizabeth Lucía Shapiro, de quien se enamora, contrayendo nupcias. El matrimonio llega a México en 1925. Al negarles su ingreso al país del norte se quedan a radicar en el nuestro, su padre de inmediato se integra a los círculos culturales haciendo amistad con muralistas y escritores.

 

El 44 de la calle Jesús María, en el corazón de la Merced entre los gritos de los vendedores lo hizo también el primer llanto anunciando su llegada Margarita Glantz  Shapiro el 28 de enero de 1930. Conocida en los círculos intelectuales como Margo Glantz. Durante su infancia vivió en diferentes rumbos de la ciudad  de México en donde cursa sus estudios y su formación con las tradiciones de sus padres, inculcándoles las artes y la literatura, lo que determino la vocación de Margo. A los 14 años ya conocía a varios de los escritores norteamericanos, un poco de literatura francesa y griega. Ingresa a la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. También estudia Historia del Arte y Letras Hispánicas esta especialidad fue con la que se doctoró en la Sorbona de París.

 

Durante su estancia en Francia toma varios cursos en la Escuela de Arte de Louvre, viaja por toda Europa incrementando sus conocimientos de la cultura occidental. A partir de 1958 recorre nuevamente muchos de los países europeos y de América como docente impartiendo cátedra en las principales universidades. En 1961 conoce a Héctor Azar quien la invita a participar en el Centro Universitarios de Teatro, ahí descubre su vocación por la escritura. Trabajó en publicaciones de la UNAM en donde tradujo varios de los viajeros franceses del siglo XIX lo que le lleva a su primer libro Viajes en México. Crónicas extranjeras en 1964. Ese mismo año publica Tennesse Williams y el Teatro Norteamericano. Para 1972 publica La aventura del conde de Rousset Boulbon.

 

En 1978 hace su aparición su primera obra de ficción Las mil y una calorías como obra de autor, la Universidad Veracruzana interesada en su libro se lo publica y como dice Víctor Gerardo Rivas en su apunte bibliográfico sobre la autora, a partir de ese momento inicia un proceso de creación inagotable.

Como directora del Centro Mexicano- israelí organizo un sin número de actividades culturales a las que asistieron destacadas figuras de la cultura en nuestro país como Monsiváis, Novo, Revueltas y otros muchos.

 

Su libro Las genealogías recibió el Premio Magda Donato. Síndrome de los naufragios gano el Premio Xavier Villaurrutia. Entre sus variadas actividades culturales a lo largo de su vida se encuentra la de ser Directora de Publicaciones de la SEP. Directora de Literatura del INBA. Agregada Cultural de México en Londres. En la década de los 90 dedicó su tiempo al ensayo sobre la figura de Sor Juana Inés de la Cruz publicando varios de ellos y a otros personajes destacados. La obra de Margo Glantz, se despoja del temendismo para brindar siempre un ambiente positivo, fresco, lleno de vitalidad. Miembro de la Academia Mexicana de la lengua. Lo mejor que podemos hacer por la festejada es acercarnos a sus obras y conocerlas. ¡Los invito a ello!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s