LA TORRE EIFFEL / Por Alberto Calderón P.

 

 

Fue diseñada para la Exposición Universal realizada en París, serviría como referente y símbolo de la ciudad para conmemorar el centenario de la Revolución Francesa, en la actualidad un referente de la cultura del pueblo galo.

El proyecto que traía en mente su creador el ingeniero Alexandre Gustáve Eiffel ya había sido expuesto con anterioridad a la alcaldía de Barcelona para construirlo en esa ciudad española para su Exposición Mundial a realizarse en 1888, las autoridades consideraron que la construcción no encajaba del todo con la arquitectura de la ciudad, pero al parecer las razones primordiales fueron el alto costo y la torre que les pareció extraña, por lo que desistieron, rechazando el proyecto.

Al año siguiente se realizaría la misma Exposición Universal pero ahora le tocaba el turno a la ciudad luz quien lanzó la convocatoria con anterioridad para la construcción de un símbolo que dignificara la conmemoración del centenario de la Revolución Francesa, se presentaron 107 proyectos decidiendo el Ayuntamiento el encabezado por Gustáve Eiffel, en compañía de otros destacados constructores.

Los osados ingenieros levantan una torre bajo una superficie cuadrada de 125 metros con unos cimientos de enormes bloques para despuntar en un poco más de 18000 piezas de hierro para la torre, diseñadas con precisión en la fábrica de Eiffel.

Es importante hacer mención que la intención inicial era hacer la torre para brindar la entrada de un gran arco majestuoso a la Exposición Mundial y su estructura debería ser temporal fijando como fecha para desmontarla en 1900. Los parisinos no vieron con buenos ojos la construcción de un gran armatoste de hierro, tanto la población como los artistas rechazaron en sus inicios su instalación, incluso una vez colocada les parecía de mal gusto, pero su salvador fue el ejército francés ya que al instalar sus antenas partiendo de sus trecientos metros da altura, les permitía un uso preciso para sus fines, tomando una altura de 324 metros. Cabe hacer mención que en el proyecto inicial tenía contemplado que su estructura tuviese 350 metros, -pero como se mencionó- los vecinos del lugar veían en ese entreverado de fierros un peligro.

La torre llegó a ostentar el privilegio de ser durante muchos años fue el edificio más alto del mundo hasta 1930 cuando una compañía automotriz construyó una torre enorme en Nueva York.

La torre Eiffel es un rompecabezas tridimensional enorme si tomamos en consideración que lo forman 18038 piezas con una exactitud sobresaliente que se ensamblan con dos millones quinientos mil pernos calientes, en un laborioso trabajo en donde equipos de cuatro trabajadores esparcidos en diversos puntos fueron ensamblando la estructura, uno calentaba el perno, otro lo colocaba, un tercero le daba forma y el último amartillaba para que finalmente se mantuviera ajustado para terminar colocando las siete mil trecientas toneladas de metal.

Su constructor nació en Djon, Francia el 15 de diciembre de 1832. Ingeniero civil de profesión, destacó por el diseño y la construcción de varios puentes metálicos para el paso del ferrocarril, su obra más destacada fue la torre que lleva su apellido Eiffel. Apellido tomado de su abuelo quien nació en la ciudad alemana del mismo nombre.

Entre otras de las obras del ingeniero que transformó el metal en arte se encuentra la estructura interna de la Estatua de la Libertad en Nueva York. En nuestro continente realizó varias en Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Venezuela.

En nuestro país, concretamente en el estado de Veracruz hizo una hermosa construcción en la ciudad de Orizaba conocida como “El palacio de hierro” en donde otro rompecabezas metálico construido en Bélgica en su totalidad y traído desarmado se ensambló en la pluviosilla como la bautizó el escritor Rafael Delgado. No solo esa construcción realizó en nuestro país también existe de su autoría el “Puente del arte”, hoy museo en Ecatepec, estado de México. La iglesia de Santa Rosalía en Baja California Sur y el Palacio de Hierro en el centro de la ciudad de México que alberga una cadena de almacenes del mismo nombre.

Eiffel realizó una obra artística en cada una de sus creaciones, la más destacada fue sin lugar a dudarlo la torre que lleva su sello y apellido que continúa siendo un referente del Continente europeo y la imagen por excelencia del territorio francés.

 

Xalapa2000@hotmail.com

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s