ENMASCARADOS / Autor: Alberto Calderón P.

 

 

El rostro cubierto con gorros de estambre, pañuelo, madera, tela, piel y otros materiales que se fijan a la cabeza escondiendo la personalidad en una posición de incógnito en su andar por la vida, tratando de ser el héroe anónimo o también el villano.

 

Nos enmascaramos para soltar nuestra existencia en una horda bacanal de sensualidad, lujuria y erotismo enseñando la piel desnuda, no así dejando que nuestro yo delate quienes somos, que nadie sepa quién ejecuta ese movimiento de caderas, la voluptuosidad del cuerpo expuesto a quien lo quiera escudriñar con la mirada. En un carnaval.

En la representación teatral en un escenario o en la vida también nos podemos esconder con un rostro que cubra el nuestro, que no permita ver los rasgos de la cara, los pómulos, la escasa o pronunciada barbilla o la boca de labios gruesos y carnosos con enormes dientes frontales, que no nos delate, preferimos quede la duda sobre esa doble personalidad. Juego de máscaras cuando eres uno y a la vez dos o más dependiendo del lugar y las circunstancias.

Brincos, piruetas, alegorías que dan risa y por momentos miedo al ritmo de la danza ritual que asoma cuerpos cargados de grotescas mascaras en un frenesí, poseídos del que representamos en la riqueza de una tradición, que muere, como las expresiones fijas sin movimiento que portamos sustituyendo a los verdaderos.

Untos de tonalidades carnosas resaltando un fuerte carmesí en los labios, ritual femenino para resaltar bellezas que se llevan dentro pero dan seguridad por fuera. Dar volumen a las pestañas con pinturas negras y cremosas por medio una sofisticada brocha”, esconde pestañas diminutas y de aguacero enmascarándolas cual si fueran muñecas de sololoy.

También las pinturas coloridas creando rasgos exagerados sirven a payasos para tratar de ofrecer felicidad, unos lográndolo, la mayoría en una cotidianeidad sin motivación ni chispa los vemos pasar en un improvisado escenario discurriendo sobre chistes y maniobras de magos que a nadie sorprenden. Reinventar el arte de los magos o portar zapatos enormes y borla roja en la nariz no serán suficientes para evitar que la eterna alegría manifiesta en sus caras se convierta en una tristeza permanente.

Cuando desfilan en los pasillos al lado de las butacas, los niños quieren tocar sus máscaras que dan un poder superior a los luchadores, suben al ring para hacer acrobacias preconcebidas en un espectáculo digno de una emoción superficial, por actos en el cuadrilátero de la misma factura en un engaño mutuo, retos entre contrincantes, golpes apenas de un ligero toque haciéndolos revolcar de dolor, contorsionando cuerpos y dejando un doblez de pierna o brazo al extremo de rendirse en la contienda. Perder la máscara y descubrir la personalidad es el mayor morbo para un espectador. Cuando el santo se la quitó todos le pedimos que mejor se la volviera a poner.

En el concierto de máscaras encontramos los seres, que sin implantarse alguna, solo por las expresiones de sorpresa, alegría, reproche, rechazo, o aprobación gesticulan frente a una cámara, para verlos en una pantalla enmascarando verdades, dando noticias con una carga emocional resaltando sus gustos e intereses.

Las reivindicaciones sociales también se enmascaran, los campesinos e indígenas guiados por el enmascarado defensor que dio la cara para sacar a la luz pública la pobreza y marginación de un amplio sector de la población sin dejar ver su rostro.

Para los norteamericanos contar con superhéroes que salven sus intereses con una imagen de benevolentes y enmascarados es basta, de los que me vienen a la mente Batman, Robín, el Capitán América, el Avispón Verde y bueno, la lista aburre, mejor me preparo porque hoy en la noche va a ser el baile de máscaras y el espejo no me deja ver mi verdadero rostro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s