EL TAMBOR / Por Alberto Calderón P.

 

Cuando los tambores hablan, las leyes callan.
Marco Tulio Cicerón

 

    Membranófono, tu cilíndrica caja de resonancia de diferentes tonos, nombres y formas, repercute cuando la baqueta  o mano pega sobre el cuero estirado de tu cuerpo. Recuerdas los latidos del corazón. Para algunos tus sonidos son palabras, otros llevan el paso a tu compás. Naciste casi al lado de los hombres, fuiste quizá el primer instrumento musical tocado por ellos al ritmo de las palmas de sus manos, la yema de sus dedos o golpeando troncos huecos. Comunicación ancestral a grandes distancias, y deleite del movimiento de nuestros cuerpos al compás de tus percusiones.

 

Del libro El salto Ed. Manantial entre Arenas 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.