FRANCISCO GABILONDO SOLER Quien es el que anda ahí…es Cri, Cri / Por Alberto Calderón P.

 

 

Sus canciones nos dejaron una imborrable huella, como olvidar el radio por la mañana, con el programa “El club infantil de madrugadores” en donde hacían diariamente los preparativos para ir a la escuela, y con una voz aguda nos recordaba continuamente la hora para que no se nos hiciera tarde y poder llegar a tiempo a la escuela, guiándonos en nuestras actividades matutinas: levantarse, lavarse los dientes, desayunar, lavarse las manos, todo eso amenizado con canciones de Gabilondo Soler. A muchas generaciones de infantes nos tocó escuchar sus canciones, era sorprendente como en dos o tres minutos describía historias completas, con una musicalización extraordinaria, haciendo volar nuestra imaginación, por eso lo recordamos con cariño. Fue un destacado autodidacta, de personalidad inquieta, aventurero, deportista y sobre todo un entretenido escritor y astrónomo.

Nacido en la ciudad de Orizaba el 6 de octubre d 1907, de niño prefería escalar el Cerro del Borrego en su tierra natal, y desde las alturas contemplar su ciudad, leer a Julio Verne,a los hermanos Green o a Salgarhi, en vez de consultar  los libros de texto. En su juventud practicó la natación y el boxeo. Incursiona en la fiesta brava pero declina a pesar de su destreza en los ruedos, hace una graciosa huida como se dice en el mundo taurino  porque no le gustaba tener que culminar matando a un pobre e indefenso toro, además de ver mucha deshonestidad dentro del medio. Llegó a debutar en una corrida profesional alternando con reconocidos diestros del capote, llevando el sobrenombre de “El estudiante”

A los 17 años viajó a Nueva Orleans a estudiar Linotipia, oficio que nunca ejerció, pero el viaje le sirvió ya que la influencia que ejercieron los ritmos musicales como el Jazz, y otros influyeron como parte de su formación. Dos años después aprendió a tocar la pianola con solo ver el movimiento de las teclas, esto en unos baños públicos de Orizaba.

Amante de la astronomía, la historia, dominó varios idiomas, pero sobre todo, fue un gran escritor, compuso  de 216 o 228 canciones según otros biógrafos y muchísimos cuentos que se contabilizan en 3600 páginas de textos con alrededor de 300 personajes, desconociendo en lo personal si ya se encuentren publicados.

Compuso ritmos como tango, fox-trot y danzón, aunque desafortunadamente sus primeras obras se perdieron. Con apenas veinticinco años ya deleita a numerosos y asiduos seguidores con canciones de humor de su autoría. Al ver la aceptación que tienen sus canciones, empieza a escribir y cantar melodías de experiencias de su infancia, teniendo una gran aceptación y lo hacen llegar a la XEW en el año de 1934.

Y como era de esperarse el 15 de octubre de ese mismo año cuando Gabilondo contaba con 27 octubres, hace su  presentación, ahí nace Cri, Cri , El grillito cantor. Cantando en su debut El Chorrito y El Ropero entre otras de su autoría

A pesar de ser un hombre con mucho éxito, decide emprender una aventura marítima, viaja al sur del continente; dentro de su recorrido se queda en Argentina una temporada, tocando el piano en un bar en donde es maltratado por los parroquianos. Ahí encuentra a Luis de la Fuente y Hoyos “el pirata Fuente” que tampoco había recibido su paga a pesar de que con sus goles salvó al Vélez Sarsfield de descender a la segunda división. Abandonan el país en un buque mercante y regresan los dos a Veracruz para seguir con sus sobresalientes carreras. Corría el año de 1944.

Gabilondo lo hace en la W, después de 28 años de deleitar a chicos y grandes con sus canciones se retira en el año de 1962, hace ya 52 años y si escuchas sus canciones son tan hermosas, esa es la palabra, tan inocentes, con gran imaginación, con una letra que además de la sonoridad aprecias a detalle las historias narradas en cada una de ellas. Su éxito trascendió las fronteras siendo en su época de gloría todo un fenómeno en Cuba y otros países.

Entre broma y en serio decía una frase que se la atribuía a Platón: que no entre quien no sepa de astronomía y música. Y es que no era afecto a las multitudes, a los homenajes, prefería a sus amigos los astrolocos como él mismo les decía.

Muere el 14 de diciembre de 1990 a la 1:40 ,en su casa de Texcoco a los 84 años de edad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s