Editorial EL SANTO   100 de un ídolo mexicano

 

 

Las circunstancias del destino le hicieron mantenerse con otro nombre desde el mismo día de su nacimiento, cuando lo llevaron a registrar por un error le pusieron los dos apellidos de su padre -que posteriormente corregiría- y con ellos salió de Tulancingo, Hidalgo a los siete años hacia la ciudad de México en compañía de sus padres buscando un mejor destino.

 

Aficionado al deporte que practicaba después de ayudar a su padre en la carpintería le llama la atención la lucha libre, participa con varios nombres hasta que a Rodolfo Campusano Huerta en una de sus luchas lo conoce uno de los jueces de nombre Jesús Lomelí, a partir de ese momento surge la figura mítica de uno de los grandes ídolos el México del siglo XX “El santo”.

 

Después vendrían las historietas, las películas, las arenas abarrotadas para ver al la figura indiscutible, al hombre mito. ¿quién se escondía bajo esa máscara? Sus 10 hijos guardaron el secreto al igual que sus cercanos. Se quitó la máscara 10 días antes de su muerte en un programa de televisión a los 66 años. Hoy lo recordamos a cien años de su nacimiento que fue el 23 de septiembre de 1917.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.